¿Nuevo o a reformar?

Aunque comprar un piso nuevo implica comodidad a la hora de entrar a vivir, lo cierto es que comprar para REFORMAR tiene múltiples ventajas que hay que valorar , no debiendo descartar esta opción si se cumplen los requisitos de “BUENA INVERSIÓN”.

En muchas ocasiones localizamos un “hallazgo” en un edificio relevante, bien situado y céntrico y con una superficie nada despreciable.

PROBLEMA: su estado de conservación es nefasto, sus instalaciones anticuadas y su programa no se ajusta a las necesidades de hoy en día.

DUDA: ¿comprar y reformar o buscar algo directo para entrar a vivir?

REFLEXIÓN: los edificios relevantes son habitualmente antiguos, situados en zonas céntricas y consolidadas y de mayor superficie que los que se hacen ahora. Invertir en ellos, es invertir a futuro con un riesgo de depreciación mucho menor que en otras zonas.

LAS VENTAJAS DE REFORMAR:

  • – Mejor ubicación y más céntricos.
  • – Situados en Edificios relevantes
  • – Más espaciosos y diferentes
  • – Personalizables a nuestros gustos y necesidades
  • – Menor precio por su estado de conservación

¿Por qué no CREAR TU PROPIO PISO Y ADAPTARLO a tu forma de habitar? En vez de encajar a tu familia y tu vida en una vivienda tipo, te proponemos que esa vivienda se adapte a ti, a los tuyos y a vuestro modo de habitar. Reformar no ha de ser sinónimo de preocupaciones, engorros y contratiempos. Con la AYUDA ADECUADA, meterse en obras, puede ser sinónimo de ilusión y expectativas.

En esto NOSOTROS TENEMOS MUCHO QUE APORTAR. Somos Arquitectos y este es uno de nuestros puntos fuertes. Te escuchamos, analizamos tus necesidades y tu forma de habitar y te planteamos una propuesta realista con el edificio y tu presupuesto. Te generamos un proyecto y te dirigimos la obra velando por tus intereses.

Un proyecto pensado, debidamente medido, presupuestado y dirigido por especialistas es indudablemente un AHORRO de dinero.
Date cuenta que explicarle a un constructor lo que quieres hacer, por muy bien que te expreses y que te comprenda, deja muchos aspectos sin definir y muchas partidas imprevistas que después tendrás que discutir repercutiendo en tu presupuesto.
Y si además, has pensado gestionar tu mismo los oficios implicados para ahorrarte algo más de dinero, entonces tu reforma puede convertirse en una “pesadilla”. Si estos son tus planes, entonces te recomendamos sinceramente “no reformar”, y comprar algo listo para entrar a vivir.

  • inversión
  • reforma
  • exclusivo
  • personalizado
  • diferente